HIPOTIROIDISMO DE HASHIMOTO PARTE II UNA ENFERMEDAD MAL TRATADA

 

Tal y como comenté en la primera parte de mi historia (pincha aquí si no la has leído) con la toma de levotiroxina en mi tercer embarazo no tuve ningún problema durante la gestación y mi hija nació 9 meses después totalmente sana, pesó 4 kilos y lloraba como si no hubiera un mañana 😂😂.


Hora de buscar el segundo pero no llegaba

 Al final del embarazo me estaba tomando una dosis de 125 de levotiroxina, pero el endocrino me la bajó  a 100 en la siguiente revisión después del parto según analíticas.

 Yo me encontraba bien, bueno el cansancio normal que conlleva tener un niño recién nacido y que te pide cada 2 o 3 horas para comer sea la hora que sea, claro!! Los que tenéis o habéis tenido hijos llorones y comilones ya me entendéis, jijiiij... Pero no era el cansancio que tenía cuando mi tiroides no estaba controlada, es más, yo me encontraba bastante bien,  algo acelerada, pero bien.

Mi hija ya casi tenía 2 años y queríamos darle un hermanit@, así que llegó el  momento de buscar el segundo y, cual fue mi sorpresa??!... Qué no me quedaba ni a la de tres!!!

Pasaba un mes, otro mes, y otro... y nada, en serio?!!! ahora que pasaba? 

Llegué a obsesionarte tanto que un mes me compré esos test de ovulación para ver los días fértiles y así mejorar las probabilidades de acertar! En realidad  pensaba que era una tontería ya que siempre he sido muy regular con ciclos de 28-30 días y he sabido siempre más o menos cuando ovulaba, pero cuando ves que algo no sale como esperas haces lo que sea para conseguirlo, no crees?

Gasté los 5 test que había en la caja y ninguno dio positivo 😱 de hecho ese mes no  tuve la  regla, pero no porque estuviera embarazada (me hice la prueba y dio negativo) supongo que el estrés mental que tenía en ese momento hizo que mi cuerpo no respondiera y puede que ovulara más tarde, no sé... (el poder mental, dicen).

Lo cierto es que en esa época estaba muy alterada, a veces con palpitaciones más fuertes en el corazón y más acelerada de lo normal  pero no pensaba que podía ser mi tiroides, lo achacaba más al ritmo descontrolado que llevaba  estudiando, trabajando y cuidando a una niña de 2 años al mismo tiempo, sin embargo cuando fui a la consulta de mi endocrino para la revisión de todos los años me dijo que tenía que bajarme la dosis, que mi tiroides estaba yendo muy deprisa, y eso hacía que estuviera tan alterada. 

Después de un tiempo con una  dosis menor, parece que me relajé un poco y mi tiroides se estabilizó porque unos meses después me enteré de que en octubre seriamos padres por segunda vez!!! Aún me acuerdo del susto que se pegó mi marido cuando le llamé llorando de la emoción para contárselo 😂😂, no me salían las palabras, estaba mirando tan alucinada la pantalla  del test con las dos rayitas que lo único que me salía por la boca era su nombre... Nacho, Nacho llorando y es que no podía acabar la frase. El se pensaba que me había pasado algo, y no paraba de repetirme, María pero que pasa?, estas bien? Hasta que al final acabé la frase y se lo solté!

Ese día experimenté una mezcla de alivio, emoción y satisfacción cuando vi que el resultado  del test de embarazo era positivo después de casi un año y medio intentándolo sin resultado.



En fin, Pasé  momentos duros, difíciles y llenos de angustia, momentos que solo entenderán las mujeres que hayan vivido situaciones parecidas, y no lo sé a ciencia cierta, pero... creo que si en el momento en que la TSH me salió elevada por primera vez en la analítica que me hizo  mi doctora de cabecera  y esta le hubiera dado la importancia que le dio mi ginecóloga, me habría remitido antes al endocrino y puede que me hubiera ahorrado los microabortos y demás problemas.

Tuve un hipertiroidismo antes de llegar al hipotiroidismo

Por lo que sé ahora, mi tiroides ya fallaba mucho antes de descubrir los valores alterados en las analíticas.

 Antes de diagnosticármelo los síntomas ya habían aparecido. Como  comenté en la primera parte de mi historia, en la época que perdí tanto peso aunque comiera mucho y tenía tanta energía, los anticuerpos ya estaban atacando mi tiroides y este se estaba defendiendo yendo más rápido, dando lugar a un hipertiroidismo (metabolismo rápido, aceleración, pérdida de peso, movimiento acelerado del intestino...)

Como ese ataque se mantuvo de manera crónica, es decir de forma continuada en el tiempo, la tiroides se acabó jorobando y como resultado, enlentecimiento del metabolismo, cansancio, pérdida de pelo, apatía, etc... los síntomas típicos del hipotiroidismo, vaya.

Hoy puedo decir que soy muy afortunada pesé a lo mal que lo pasé, pero ¿ Cuantas mujeres han intentado tener hijos y por la situación que sea no han podido? Así que desde aquí quiero dar mi más sincero ánimo a todas las mujeres que hayan o estén pasando por este tipo de situaciones 😘

Una enfermedad mal tratada

Como dije anteriormente esta enfermedad afecta a un % elevado de mujeres, que aún estando diagnosticadas y medicadas, su tiroides  no está regulada y siguen con síntomas como cansancio, frío, fatiga, insomnio, caída del pelo, cambios de humor, incluso problemas de fertilidad.

 Muchas de estas mujeres diagnosticadas no saben si tienen o no anticuerpos, y si lo saben, no saben en que cantidad. En la seguridad social una vez te diagnostican que eres Hipo de hashimoto, es decir, que tienes anticuerpos contra tu tiroides, ya no te los vuelven a mirar, no miran si se mantienen, suben o bajan, parece ser que no es importante y es algo que no puedo entender porque cuantos más anticuerpos tienes, más inflamada estará la tiroides y peor funcionará.

Por mucho que se aumente la dosis de levotiroxina (eutirox) para que los valores de TSH y T4 estén dentro del rango, si no calmamos esa inflamación producida por el ataque continuo de los anticuerpos a la tiroides, los síntomas no remitirán. (Si quieres saber más sobre como se produce esta inflamación por parte de los anticuerpos no dejes de leer este articulo de Montse Reus que lo explica genial, pincha aquí)


Por desgracia, de momento se considera que los valores de TSH son normales hasta niveles de 5 micro UI/L, así que, mientras tu TSH este dentro de ese rango aunque ese valor esté elevado llegando casi al 5, no miraran nada más. 

Y eso es lo que me pasó a mi, yo tenia valores de 4,2 y tenía síntomas de cansancio, pero mi doctora solo le dio importancia a los niveles de hierro, no pensó que mi tiroides podía estar fallando y descubrir el motivo. El resto de la historia ya la sabes. 

Por suerte estos son valores que están siendo reevaluados porque son niveles exagerados, de hecho los valores que se están manejando en consultas de endocrinos y nutricionistas que siguen formándose y reciclándose son de 0,5 a 2,0 micro UI/L, pero aún falta mucho para que estos nuevos valores se instauren en los protocolos de la seguridad social.

 El hipotiroidismo es una enfermedad silenciosa e invisible y mucho más complicada de lo que parece y No, no se arregla con una pastilla, que es lo único que dan algunos médicos. Hay muchos otros valores que se deberían de revisar como los anticuerpos y en que cantidad, ya que si existen es porque hay una inflamación en el cuerpo que muchas veces tiene su origen en el intestino, la conversión de la hormona T4 a T3 siendo esta última la hormona activa, vitaminas como el hierro, el zinc, el selenio, la vit. D y B12 que son muy importantes para llevar acabo esa conversión y algunos valores más pero que no voy a comentar aquí porque se haría eterno.

Además deberías de saber que factores son los que pueden evitar absorber toda la dosis del medicamento, un hipotiroidismo mal controlado puede llevar a complicaciones, te lo cuento aquí

Libros y consejos

En definitiva, una vez diagnosticado si quieres mejorar tus síntomas no pongas todas tus esperanzas en la medicación, lleva una alimentación antiinflamatoria con verduras, hortalizas y proteínas disminuyendo sobre todo las harinas y ultraprocesados, practica ejercicio pero no solo el cardiovascular, también es necesario hacer ejercicios que aumenten tu masa muscular, un cierto % de conversión de la hormona T4 a T3 como he comentado antes se realiza ahí y otro factor importante es aprender a gestionar tu tiempo y tu nivel de estrés.

Un libro que explica muy bien como entender tu hipotiroidismo es "La clave está en la tiroides" de la Dra Amy Myers.

Otro libro que te recomiendo es " la guía básica del protocolo autoinmune" de Eileen Laird

Pero la mejor guía que he encontrado hasta la fecha incluso mejor que el protocolo AIP ( en mi opinión es muy estricto) con protocolos a seguir en cuanto a alimentación y ejercicio, además de explicar de una manera muy sencilla el funcionamiento de la tiroides para comprender esta enfermedad, es el método Reshape 


No te pierdas mi directo con Montse Reus dietista contando mi experiencia y mejoria

https://youtu.be/_11rmfRxPaw



Y si ¿no estoy diagnosticad@ pero sospecho que podría tenerlo?


Si sospechas que puedes tener hipotiroidismo es MUY importante asistir a un especialista, el cuál  te pedirá un estudio de sangre muy sencillo llamado “Perfil Tiroideo”. 


Puede darse el caso que tu “Perfil Tiroideo” salga dentro de rango, pero aun así puedes padecer hipotiroidismo subclínico y tener síntomas, La razón ya la he dicho antes, los valores que se manejan hoy en día no están actualizados. Entonces:


- Lo ideal es que la TSH esté por debajo de 2.5 (lo mejor sería que se encontrase alrededor de 1 aproximadamente, aunque esto va a depender también de cada persona ).


- Una TSH de 3 debe monitorearse cada cierto tiempo , para ver si está estable o va subiendo.


- Una TSH por arriba de 3.5 se considera hipotiroidismo subclínico, aunque se encuentre dentro del rango normal. Para descartar problemas futuros, sería conveniente  ver si hay anticuerpos.


En fin, espero que con mi historia y consejos te haya podido ayudar aunque sea solo un poquito!!  y si tienes cualquier duda escribas en comentarios para poder responderte con mucho gusto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario