TENGO HIPOTIROIDIDMO DE HASHIMOTO PARTE I

  ¿Te acaban de diagnosticar hipotiroidismo de hashimoto, tienes síntomas que podrían hacer sospechar que podrías tenerlo, te estás medicando pero sigues encontrándote mal, no te quedas embarazada y te han dicho que podría estar relacionado con el mal funcionamiento de la glándula tiroidea?

Yo estaba igual que tú hace 13 años, super confusa y pensando que mi mal estar y cansancio era por el estrés y por tener el hierro bajo (o así me lo hicieron creer) pero no era así, la razón principal era que mi cuerpo estaba atacando mi tiroides desencadenando un hipotiroidismo y desestabilizando mi salud.

 Hoy quiero  contar mi historia  de como esta condición afectó a mi fertilidad y a mi salud en general por un mal diagnóstico en su momento, por no hacer caso de unos valores que en analíticas estaban dentro del valor correcto pero que  en realidad no eran normales y que además estaban acompañados de una sintomatología que hacía sospechar otra cosa.

¿Qué es el hipotiroidismo de hashimoto?

Por si no sabes que es el hipotiroidismo de hashimoto te dejo este enlace (pincha aquí) en donde explica que es, causas y síntomas 

Mi historia

Hace tiempo que quería contar mi historia sobre como me enteré de que tenía hipotiroidismo de hashimoto pero, o no era el momento correcto o  no encontraba las palabras adecuadas  para explicar mi experiencia y frustración con esta enfermedad autoinmune que me diagnosticaron en  2007, aunque llevaba sufriendo los síntomas y señales desde mucho antes.


Ahora soy consciente de lo que conlleva esta enfermedad, de los valores que se necesitan para saber como está la tiroides, de como la alimentación le afecta y los problemas derivados de no tener esta enfermedad bajo control.

 Por aquel entonces, cuando me lo diagnosticaron, solo sabía que la tiroides no funcionaba y que tenía que tomarme una pastilla para sustituir la hormona y poco más. El endocrino me prescribió la levotiroxina, me dijo que me la tomara media hora antes del desayuno y ya está. 


En  2010 embarazada de mi segundo hijo decidí estudiar dietética y nutrición, casi me costó más que la carrera de farmacia 😂😂, pero vaya, con dos hijos, el trabajo y demás... no me extraña, hoy por hoy puedo decir que fue una de mis mejores decisiones.

Desde entonces no he parado de formarme, de seguir estudiando para poder entender el funcionamiento de esta glándula tan potente, y como su rendimiento puede afectar al resto de órganos, ya que nuestro cuerpo es un engranaje y esta todo conectado.

Afecta a un % elevado de la población 

Esta enfermedad afecta a un porcentaje bastante elevado de la población, siendo en la gran mayoría mujeres, y... sí, están diagnosticad@s de hipotiroidismo, pero la gran mayoría no sabe si es autoinmune, es decir si tienen anticuerpos (su cuerpo ataca a su propio tiroides) o simplemente es por falta de yodo, selenio, zinc o cualquier otro motivo. 

El problema que veo día a día detrás del mostrador de la farmacia, es que muchas personas a pesar de  tomarse la pastilla, continúan con síntomas como, cansancio, apatía, dolores, caída de pelo, incluso el pelo de las cejas, estreñimiento, etc... y ningún médico o endocrino les explica el motivo. Todo es achacado al estrés ¿ te suena?.

 Como los valores de TSH y T4 ( que es lo único que miran) están dentro del intervalo correcto, pues sí o sí,  tienes que estar bien. Tienes un exceso de estrés y punto!!! 

 Pero, ¿sabías que hay más valores que deberían de tenerse en cuenta para saber que está pasando en la tiroides de verdad ? como la T3 activa, T3 reversa, Anticuerpos anti Tpo, Anticuerpos antitiroglobulina, zinc, selenio, yodo, vit.B12, Vit. D, etc... así, según las deficiencias o si hay anticuerpos o no, se actúa de una forma u otra.

Pero no me enrollo más, de todo esto  iré hablando más y mejor en próximos post. Ahora sí, empiezo mi historia!

Como me entero de que tengo hipotiroidismo de hashimoto

 Me diagnosticaron hipotiroidismo de hashimoto cuando trataba de quedarme embarazada. 

Tuve dos abortos tempranos antes de quedarme embarazada de mi primera hija y si no llega a ser por mi segunda ginecóloga que vio un valor raro en mis analíticas de tiroides, no se si el tercer embarazo hubiera seguido su curso.


Pero para seguir contando mi historia , tengo que remontarme a unos años antes, creo que es importante, porque, sabiendo lo que sé ahora, explicaría la razón de mis  microabortos.


Un año antes de mi boda empecé a experimentar cambios en mi cuerpo, empecé a adelgazar pese a que comía bastante y en esa época no pensaba que los ultraprocesados fueran tan malos, así que igual me comía dos donuts que donetes que rosquilletas, papas, etc... lo que me apetecía, vamos. Además iba dos veces al baño cuando lo normal en mi era ir cada tres días!! y es que encima estaba a tope de power!! 


Yo pensaba que eran los nervios de emprender un nuevo negocio y que en breve iba a empezar una nueva vida junto a mi futuro marido.

 En fin, que llegué a pesar 49 kg cuando normalmente pesaba 55-56 kg, pero como me encontraba bien, pues estaba encantada.


Bueno, pues me casé, nos fuimos de viaje de novios y a la vuelta todo empezó a ir de mal en peor, empecé de nuevo a estreñirme, recuperé los kilos, incluso unos pocos más, me encontraba siempre cansada y tenia sueño a todas horas, uff!!, me entraba un sopor a eso de las 3 de la tarde... iba por la vida casi como un zombi, el a tope de power se había acabado!!

Este cansancio no era normal, así que decidí ir a mi médico de cabecera para  que me hiciera una analítica y con los resultados ver el motivo. 


Cuando me llegaron los resultados vi que tenia bajitos los depósitos de hierro, además de la hemoglobina, también me percate de un valor que estaba dentro del intervalo pero muy alto y que me chocó, era la TSH ( si lo normal era de 05 a 4200 yo estaba en 4100), pero mi médico me dijo que eso no tenia importancia, así que lo dejé estar, me mandó unos sobres de hierro y a correr.


 Me tomé los sobres durante unos meses y obviamente mejoré un poquito pero seguía estando algo cansada y con dificultades para conciliar el sueño, pero como mi médico me dijo que estaba todo ok y que seria debido al estrés, no le di mayor importancia.


Llegó el momento en que mi marido y yo decidimos ir a por niños, y claro, te pones manos a la obra 😉, ja, ja... me quedé enseguida y como yo siempre he sido muy regular, en cuanto tenia una falta, el predictor ya me detectaba la hormona del embarazo, que ilusión!! y a la primera!!!. 


 Lo pasé fatal cuando a las 3 semanas empiezo a sangrar como si fuera una regla pero más abundante de lo normal y pensé que lo estaba perdiendo, menuda sensación de decepción y frustración. 

Estuve depre durante semanas pero luego pensé que era algo normal que le pasaba a muchas mujeres y  que tenía que seguir intentándolo.


Mi primera ginecóloga me mando analítica y me dijo que estaba todo ok, que me tomara el acido fólico y que después de varios meses lo volviéramos a intentar, que lo que había tenido era un microaborto y que era algo muy habitual. 


Ok, al cabo de unos meses lo volvimos a intentar, no tardé mucho en quedarme de nuevo embarazada y aunque un poco acojonada por si volvía a pasar, ilusionada de nuevo. Esta vez pasaron las 3 semanas y todo bien, pero al cabo de unos días empiezo a manchar, llamo corriendo a mi ginecóloga y me dicen que está de vacaciones, pero que me pueden pasar visita con la ginecóloga de guardia, y allí que me fui.


Al explorarme me dice que está todo dentro de lo normal pero  mejor que hiciera reposo por si acaso, y así lo hice (antes me mandó a hacer una analítica).

Llegué a pensar que no podría tener hijos

Me fui a casa dispuesta a hacer reposo y a estar lo más relajada posible, pero por desgracia, otra vez me pasó lo mismo, cuando llegué a casa ya estaba sangrando mucho. Estaba hecha polvo, desanimada y llorando como una magdalena, no paraba de  preguntarme, ¿Por qué yo?, ¿ Qué le pasaba a mi cuerpo que no estaba bien?, ¿Podría  tener hijos algún día?.


Decidí cambiarme a la ginecóloga que me atendió de urgencias ya que sabía todo lo que había pasado y además tenia que darme los resultados de la analítica que me hizo cuando aún estaba embarazada. Hoy en día sigo pensando  que gracias a ella mi siguiente embarazo fue adelante, ella fue la que se percató de que el valor de mi TSH en ese momento estaba muy elevado y que no era normal aunque los valores estuvieran dentro del rango. Entonces, me remitió a un endocrino para ver si estaba todo en orden.


Siguiente parada, el endocrino, que por supuesto me manda otra analítica y esta vez resulta que el valor de la TSH esta sobre los 2500, es decir dentro de lo normal, el valor  había bajado, pero me dijo que tenia anticuerpos ,que mi hipotiroidismo era autoinmune y que en el momento en que me quedara embarazada me hiciera otra analítica y  fuera a su consulta para ver como respondía mi tiroides al embarazo.


 No tuve ningún problema en volverme a quedar a la primera, pero esta vez fue diferente, me hice la analítica y con los resultados fui corriendo al endocrino, los valores habían vuelto a subir y me dio la levotiroxina (eutirox) empezando por una dosis bajita que iríamos subiendo según analíticas durante el embarazo.


 Resulta que en el momento que me quedé embarazada mi TSH había subido casi a 6000 ( rango normal hasta 4200, según el laboratorio) y eso significaba que el embrión necesitaba de mi tiroides para su desarrollo, pero como mi tiroides no funcionaba, acababa expulsándolo.

 Todo esto lo se ahora, en aquel momento nadie me dijo el motivo, y puede que hubiera algún otro motivo, no lo sé, pero estoy segura de que uno de los principales problemas de infertilidad que tienen muchas mujeres  esta relacionado con el mal funcionamiento de esta glándula tan importante.

Y por fin nació mi primera hija

Durante el embarazo estuve tomando levotiroxina (hormona tiroidea), aumentando la dosis según iba avanzando los meses de gestación y  según analíticas. Mi embarazo siguió sin ningún percance y Sara, mi primera hija, nació 9 meses después perfectamente sana.



 Aún queda mucho que contar, como lo difícil que me resultó quedarme embarazada de mi segundo hijo  y los problemas que años más tarde tendría con el estreñimiento y el sobrecrecimiento bacteriano (sibo), Pero como no quería que se hiciera muy largo lo contaré en siguientes post.

Puedes ver mi directo con Montse Reus dietista en el siguiente enlace, https://youtu.be/_11rmfRxPaw



Tengo hipotiroidismo de hashimoto parteII (pincha aquí)


Dime en comentarios si tu también has tenido una mala experiencia con el hipotiroidismo, si cuando te lo diagnosticaron te dieron la pastilla sin explicarte si quiera si tienes o no anticuerpos, y si solo te miran la TSH Y la T4 o por el contrario te hacen más pruebas y analíticas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario